dilluns, 7 de setembre de 2009

Ratafia.

La ratafía es un licor destilado que se elabora con nueces tiernas maceradas y varias plantas aromáticas. Se trata de una tradición muy arraigada en varias comarcas catalanas, ya que este licor solía prepararse en las casas particulares, siguiendo la misma receta de generación en generación.
Está compuesta de nueces verdes y un combinado de hierbas aromáticas que pueden ser la salvia, el tomillo, el espliego, la albahaca, la menta, la hierba luisa...
También se le puede añadir un número indeterminado de especies como la canela o la nuez moscada. Se elabora macerando las nueces, las hierbas y las especies como mínimo durante dos meses. Se decantan los líquidos y se añade azúcar, alcohol y agua hasta conseguir la graduación conveniente. Se envejece en recipientes de madera durante un mínimo de tres meses.
El gusto es muy dulce y la espesura depende del elaborador. Tiene un color caramelo típico más o menos intenso. Es ideal para acompañar frutos secos y galletas.
La ratafía es un licor muy especial con infinidad de matices. En cada sorbo, y a través del aroma y de la variedad de gustos que quedan en el paladar, el bebedor se empapa de un trozo de bosque.
En la imagen podemos apreciar nuestra ratafía en maceración, en tinaja de cristal, para degustarla en un par de meses, nos haremos pasar el frío........