dimecres, 16 de setembre de 2009

Caléndula

Caléndula officinalis

Las flores de caléndula están especialmente indicadas en el tratamiento tópico de afecciones diversas de la piel y mucosas, como heridas, pieles inflamadas y resecas, picaduras de insectos y medusas, llagas y magulladuras, verrugas, contusiones e incluso es útil para aliviar las molestias que ocasionan las leves quemaduras solares. Asimismo, desde antiguo, las flores de la caléndula en infusión combinadas con otras plantas como el anís verde, el hinojo y la manzanilla, se vienen usando como remedio eficaz para tratar trastornos digestivos (gastritis, flatulencia, indigestiones, etc.). Nosotros las recolectamos y secamos para hacer aceites tópicos e infusiones. En fresco las usamos para decorar nuestras ensaladas.