dilluns, 7 de setembre de 2009

Girasoles.

Cultivamos girasoles orgánicos en la huerta, para autoabastecernos de semillas y sus frutos, las pipas, consumidas en crudo.
Las propiedades de las pipas o semillas de girasol son interesantísimas aunque la mayoría de las personas sólo las ve como un aperitivo o golosina.
La calidad de sus ácidos grasos ayudan a reducir el riesgo de sufrir problemas circulatorios, infartos y diferentes tipos de problemas cardiovasculares.
Las pipas o semillas de girasol por su alto contenido en Potasio y Magnesio las hacen indispensables en la dieta de todos los deportistas para mejorar su rendimiento y reducir las lesiones.
Sus altos niveles de fósforo y magnesio también favorecen un buen funcionamiento cerebral.
Por supuesto su alto contenido en vitamina E las hacen muy recomendables para nutrir la piel ya que además es un antioxidante.
Las semillas de girasol por su contenido en Calcio merece ser tenido en cuenta sobre todo por aquellas personas que no pueden o no quieren tomar lácteos. Ideal también pues para deportistas, niños, embarazadas y personas con descalcificación u osteoporosis.