divendres, 26 de setembre de 2008

Sudando las calorias.


La leña calienta dos veces, cuando vas al bosque a cortarla y cuando te calienta en la lumbre, y así fue, junto con Rafa, que pasa sus primeros días con nosotros e Israel. Llegaron los primeros días de otoño y el canvio de estación nos canvia el día a día con el paso del tiempo y su ritmo natural en estas latitudes, días nublos y bosques caducifolios en escala de color.
Llego el tiempo de encender la lumbre para el bienestar nocturno, de recolectar los últimos frutos y buscar hongos por el monte, también los planes de cada uno para pasar el próximo invierno quien sabe donde, pero seguro que aprovecharlo para empezar una nueva temporada el proximo año .